EL PAN NO ENGORDA

¿Cuantas veces habremos escuchado aquello de “El pan engorda”?. ¿A cuanta gente conocemos que lo primero de lo que prescinde al intentar perder peso es del pan?.

El pan engorda ¿mito o realidad?. Pues se puede demostrar que esta creencia está equivocada. Es más, se trata de un alimento vital para llevar una dieta equilibrada.

Consumir pan en cada una de nuestras comidas diarias es realmente saludable y recomendable para llevar una dieta equilibrada.

El pan tiene un número de calorías moderado y prácticamente no tiene grasa, además posee un importante efecto saciante y nutricionalmente se trata de un alimento muy completo.

EL PAN NO ENGORDA:

Una persona gana peso cuando ingiere un alto contenido calórico y no lo quema, si a esto le sumamos un estilo de vida sedentario o poco saludable ya tenemos la combinación perfecta para que la báscula se convierta en el enemigo número uno, pero no le podemos echar la culpa al pan.

El pan no engorda
El pan no engorda

¿Qué aporta el pan en nuestra dieta?

  • El pan no engorda
  • La recomendación generalizada por especialistas en nutrición es la conveniencia de ingerir de dos a tres raciones de cereales en cada comida.
  • El pan se encuentra situado en la base de la pirámide alimenticia, lo cual significa que es un alimento indispensable y nutriconalmente muy completo para una correcta alimentación y que es recomendable su consumo diario.
  • Como hemos comentado anteriormente posee un efecto saciante, por no mencionar su alto contenido en fibra (principalmente el pan integral), que ayuda a una correcta regulación intestinal, del colesterol o de la diabetes tipo II.
  • Es rico en minerales como fósforo, calcio y potasio, aportando energía a nuestro organismo, especialmente en niños, adolescentes y personas que realizan gran actividad física.
  • También resulta recomendable para gente de edad avanzada ya que se trata de un alimento fácil de masticar y digerir.

Esperamos que con este artículo te hayamos ayudado a esclarecer tus dudas y cuando vuelvas a escuchar eso de que el pan engorda, puedas decir claramente que “el pan no engorda”, eso si, lo que metas dentro del pan ya no te lo podemos asegurar.

Disfruta del pan.