Panes de Larga Fermentación.

PANES DE LARGA FERMENTACIÓN NATURAL.

Hoy en día el consumidor ha cambiado y valora positivamente productos con valor añadido.

 

Panes de Larga Fermentación:

En PANUSA tenemos un profundo conocimiento del producto que trabajamos y amamos, somos la tercera generación de panaderos y seguimos tratando con el mismo cariño, mimo y respeto cada uno de los procesos tradicionales que nos enseñaron nuestros abuelos.

 

 Uno de los procesos clave que añade valor añadido es la fermentación del producto.

 

Durante este proceso actúan:

Las Levaduras: Se alimentan de azúcares simples y desprenden CO2 produciendo volumen en la masa. La levadura produce gas carbónico, alcohol etílico y ácidos orgánicos.Para la panadería la levadura tiene los siguientes beneficios:

  • Aporta volumen
  • Miga más esponjosa
  • Sabor y aroma procedente de la melaza
  • Plasticidad en la masa.

 

• Las Bacterias: Se alimentan de azúcares complejos (como la maltosa), se trata de un proceso más lento.

Las bacterias producen:

  • Ácido láctico: que se genera en las harinas de trigo, se trata de un fuerte agente de preservación, regula el Ph, prolonga la vida útil del producto y aumenta el sabor y mejora el color del pan.
  • Ácido acético: Proviene de las harinas de centeno aportando un sabor ácido. Tambien es un fuerte agente de preservación, regulando el Ph, prolongando la vida útil del producto y aumenta el sabor y mejora del color del pan.

 


¿Cómo se consigue en PANUSA un pan de excelente calidad?

Gracias a un lento proceso de fermentación y añadiendo Masas Madres al amasado, los almidones que contiene la harina absorben y fijan más cantidad de agua, dando como resultado una miga más húmeda, y por tanto, más sabrosa y con más conservación; una corteza con una correcta caramelización de sus azúcares y en definitiva un pan de excelente calidad.


 

Panes de Larga Fermentación:

  • Un sabor intenso y único, debido a una de las fermentaciones más largas de Europa.
  • Un pan más crujiente, una textura increíble debido a su corteza con burbujas, que lo convierten en un pan super crujiente.
  • Fresco durante más tiempo, siguiendo los procesos tradicionales de nuestros Maestros Panaderos, tratando con mimo y con cariño el producto para que puedas disfrutar del mejor pan durante todo el día.

 

En PANUSA se trabaja diariamente para conseguir sabores y aromas diferentes.

  • Sabores lácticos, como el de nuestro Pan Provenzal, son sabores más dulces y suaves, pueden recordar a harina blanca, a cereales, algún lácteo o toques sutiles de mantequilla.
  • Sabores acéticos, como el del Pan Francés, son más intensos y persistentes al degustar el pan, se aprecia un aroma más intenso que recuerda a centeno.
  • Y sabores únicos, como el de nuestro Pan Bogavante, resultante de una mezcla de masas madre con semillas de sésamo.

 

El buen pan no tiene secretos: Buenas materias primas + procesos artesanales + conocimiento de muchos años fabricando pan con cariño y dedicación

Y como no Pasión por lo que haces…. Pasión por el Pan.